Vestirse a l’antiga… ¿De que «antigor» hablamos?

Que lo «vintage» se ha puesto de moda es un hecho, que nos hemos puesto de moda los que buscamos una cierta imagen coherente al vestirnos de forma tradicional… ¡También!

Y debemos de estar haciendo algo muy bien, porque aunque todo es mejorable según quien mire, por fin la Fallera Mayor de Valencia luce un solo moño con el traje del 18th.

Si no sois de Valencia quizás no comprendáis el shock mediático del hecho, pero os prometo que hay un colectivo totalmente traumatizado. ¡¡Por el rigor histórico como diría una amiga!!

Pues al hilo de esta corriente (espero no tener que llamarla moda) tenemos un nuevo termino en la palestra:

«a l’antiga»

Hace poco una lectora me envió un correo consultándome sobre un delantal con forma de pico que le vendieron hace meses como «a l’antiga, y sobre su posible uso con un traje del 18th.

Pero, vamos a ver…

¿De que «antigor» hablamos?

Voy a poneros un ejemplo, imagina que tenemos una magnifica tela y unos preciosos encajes con unos ¿150 años de antigüedad?

Pues haciendo cuentas (2016-150 = 1866) cuando esas divinidades se fabricaron estábamos a mitad del 19th.

Y a mitad del 19th la moda era pizca mas o menos esto:

1866

Y si hablamos de trajes típicos (vestirse para la fiesta) en Valencia la cosa iba por estos lares:

primera-plana-first-flat-by-vicente-nicolau-cotanda-1852-1898-spain-EBWYKFPrimera Plana – Vicente Nicolau Cotanda (1852-1898)

Y aquí llega el momento en que tienes que mirar estas piezas con «antigor» y pensar…. ¿Es un estilo adaptable a otras épocas mucho anteriores o es un estilo «novedoso» para la época?

 Porque si las piezas antiguas son el paradigma de una época (como lo serian pantalones rayados de pata de elefante) es muy inapropiado convertirlas en parte de un traje del siglo 18th. No solo es que el resultado final sea raruno (que también), es que ademas desaprovechas todo el potencial de esas piezas.

Piezas que bien trabajadas, y formando parte de un traje dentro de su época de fabricación y popular uso, no solo destacarían,  sino que ademas, tratadas con amor y coherencia darían credibilidad y empaque al resultado. ¡¡Aunque el traje sea nuevo!!

 En cualquier caso no hay que rasgarse las vestiduras… En todas las épocas se comieron habas. ¡¡Que yo he visto un refajo divinisimo convertido en cubre de mesa camilla!!. O una falda de crinolina de impresión cortada y vuelta a montar para traje de Maria Antonieta teatrero.

Desacatos se han cometido antes, durante y los cometeremos después… y contra eso lo único que se puede hacer es favorecer y popularizar el acceso a la información que daría valor a esas prendas.

 Y al hilo de este ejemplo… ¿Que pasa con mi lectora a la que le han vendido un delantal para vestirse a l´antiga?

Vamos a suponer que quien ha hecho ese delantal sabe lo que hace y su creación es «realmente» un delantal coherente dentro de algún marco histórico. ¡Una reproducción de verdad! (En Valencia esto es MUCHO suponer… os lo aseguro).

Pues aun faltaría que le explicaran a que época corresponde esa reproducción. Porque «antiguo» fueron los Romanos, el 18th, el 19th y el principio del 20th… y la moda no tiene nada que ver.

Una cosa es un rectángulo de lienzo crudo con algún detalle o volantito de tela mas fina en el extremo. Eso seria un básico y es como las habas, se comió en el 18th, en el 19th y se siguió comiendo en el 20th…. y otra un delantal de finísima batista con forma de pico con inserciones de encajes y volantes. Eso se comió a finales del 19th, se mantuvo en el 20th como uniforme de servicio y después paso con mayor o menor acierto a formar parte de algún traje típico… poco mas puedo contar!

 Ni por tener 150 años una prenda es adecuada para vestirse del 18th, ni por ser una reproducción «a l’antiga» se puede usar para representar todos los tipos de épocas.

Ahora, que no hemos inventado nada nuevo bajo el sol, y sacar cosas del baúl para ponértelas como caigan y salir a pasear vestidas de antigua es algo que se ha hecho, y se hará siempre.

Es importante saber que quieres representar. ¡Muy importante!.  Y básico informarte a fin de obtener las nociones suficientes para no mezclar churros con meninas.

Y ¡creerme! que te vendan algo como ¡¡IDEAL!! para vestirte «a l’antiga» no es suficiente. ¡Pedir explicaciones sobre la época en la que se usaba la prenda, en que, y para que!

Si quien os lo vende no sabe responderos, no vale la pena comprarlo. Y esto ultimo, casi, casi, casi… os lo puedo asegurar.

PD. ¡Pero casi! Siempre hay excepciones… pero suelen ser las menos, y las aprovechan la gente que si sabe lo que busca.