Ribetear los justillos con cuero

A veces me ha pasado que determinados tejidos sufren un desgaste excesivo por el roce.

En ese tipo de tejidos se puede hacer dos cosas, una es ribetear con un bies hecho de tela mas resistente (y que no destiña), y otra ponerles un ribete de cuero.

La piel la puedes comprar en una tienda de Curtidos. Te recomiendo que compres piel suave y fina. Contra mas elástica sea mejor la trabajaras y la coserás. Puedes comprar piel mas gruesa, pero te tocara hacerle los agujeros con un punzón para que después puedas pasar por ahí la aguja de coser sin partirla.

 Si eres de Valencia, yo la suelo comprar en Curtidos Recar.

Una de las ventajas que tiene ribetear con cuero es que puedes hacer las guardas adornadas.

El cuero se deja cortar y troquelar, por lo que a poco que hagas matas dos pájaros de un tiro. Proteges una zona de alta fricción contra el desgaste y ademas, haces un adorno bonito.

Un ejemplo de un ribete de piel seria el siguiente:

untitled7

En mi caso me apetecía un poco mas trabajado, así que desempolve mi juego de sacabocados.

Los Sacabocados

Juego SacabocadosHace un año o asi me enfrente a unos cuantos muchos metros de fieltro que recortar para hacer un refajo, y uno de los adornos que llevaba era un circulo. Hacer círculos a tijera es una pesadilla. Haciendo pruebas de como podía sacar un circulo limpio en fieltro descubrí los «sacabocados».

Lo principal es no usarlos sobre una superficie muy dura. Porque se «desafilan» rápidamente. Si podéis, haceros con una madera de teka, o de bambú (Yo uso una tabla de tarima para exterior).  Sirve cualquier madera dura que soporte y absorba los golpes y nos permita usarlos durante mucho tiempo sin tener que llevarlos a afilar.

Un martillo y unos cuantos golpes después y vamos haciendo un adorno bastante chulo:

DSC_0066

También podéis usar troqueles para piel. La técnica es la misma.

Y una vez terminado el adorno se aplica al justillo cosiendolo con hilo de torzal.

DSC_0069

Queda bonito y ademas protege. ¿Que mas se puede pedir?

Como hacer un lazo bonito

Con esto de la uniformidad a veces nos olvidamos que el lazo de la cintura no es una obligación, es una devoción.

Quiero decir, no es obligatorio llevarlo, no es un accesorio imprescindible que si no lo llevas se abre la tierra y se te traga…  El lazo de la cintura es un adorno como otro cualquiera.

Y porque es un adorno te lo puedes poner como mejor te parezca…  por encima de la pala, por debajo, detrás, en un lado… por encima de las aldillas, por debajo…  con una vaga, con dos…con tres… ¡No ponértelo!

También es cierto que dependiendo la época que quieras representar es mejor ponértelo de una forma u otra, de un grosor u otro, pero ahí ya entran los tipismos y me da para otro post. En este me voy a centrar en «como hacer el lazo».

Como no he tenido tiempo de hacer un vídeo, en youtube he buscado el método de hacerlo que mas se parece al que me enseñaron (y uso)

Os puedo asegurar que haciéndolo así, y teniendo el cuidado de que la cinta tenga algo de cuerpo, te quedan unos lazos muy bonitos y bien plantados.

¡Prometo cuando tenga un rato hacernos un vídeo!

 

El cordon para cerrar Jubones y Cotillas

Una cosa importante de la que me he dado cuenta que no he hablado es el cordón que suelo usar para cerrar jubones y cotillas.

Tras unas cuantas pruebas fallidas con distintos tipos de cordones entre los que destacan como nefastos para este uso «la cola de ratón» y «el cordón sintético de colorines»… al final di con el cordón perfecto.

Como suele pasar en esto de la indumentaria tradicional, lo mejor suele ser lo mas simple. Por un módico precio en cualquier cordelería puedes comprar un rollo completo de cordón 100% algodón en crudo con un grosor de aprox. 3mm.

Si sois de Valencia, podéis ir a la Cordelería J. Pitarch.

Ya con el cordón comprado, solo quedaría hacer las puntas metálicas. El objetivo de estas puntas es sencillo, que sea fácil pasar el cordón por los ojales del cuerpo.

Tan solo necesitamos estaño en lamina;

Que podéis comprar en cualquier tienda de manualidades, y alguna herramienta que sirva para «crimpar» o «engastar» el estaño al cordón.

Nos pueden valer los alicates que se usan para cerrar los terminales de los cables eléctrico, aunque personalmente uso una pinza Kocher. Quien me enseño a hacerlo (Muchísimas gracias por cierto), las usaba, y no vi el porque no imitarla. Es mas barato que las tenazas de electricista.

En resumidas cuentas, os va a servir cualquier cosa que haga que el estaño forme salientes, y presione el hilo de algodón para no salirse.

A partir de aquí los pasos son fáciles:

Cortas un trozo de cordón del largo que necesites, y dos trocitos de estaño:

DSC_0011

Después enrollas el estaño en el cordón y lo presionas con las pinzas:

DSC_0012

Y el ultimo paso es cortar el sobrante. ¡Y listo! Ya tenemos un cordón resistente, que no va a resbalar.

DSC_0013El cordón en crudo se puede tintar de cualquier color que queráis con tinte textil. Así que si no os gustar que el cordón sea blanco (no he encontrado que se venda en otros colores), no pasa nada… vale la pena tintar este cordón que comprar sintético de colorines. Este cordón muy raramente se rompe de golpe, tarda muchísimo en deteriorarse por fricción y los nudos no resbalan.

El Punto Atirantado

Este Post lo voy a dedicar a todo un descubrimiento personal… ¡El punto atirantado!

Hasta hace poco pensaba que los calados que llevaban los pañuelos antiguos eran fil-tire… y estaba un poco frustrada ante el hecho de que no tengo tan clara la técnica como para poder usarla en una de las obras de arte que me borda Maite Forner. (Por cierto, una maravillosa profesional. Os la recomiendo 100%)

Solo de pensar en hacerle un agujero irreparable a uno de mis chiquitines, hace que sude frio…

Hace un tiempo me toco la lotería indumentaristica. En un rastro me tope con un pañuelo antiguo. Estaba en penosas condiciones, pero me sirvió para que me lo reprodujeran…

El trabajo de Maite. Reproducción del original:

523079_3907748246268_37904812_nPero claro, el original, ademas tenia «relleno»… y una cosa estaba clara, no era fil-tire:

DSC_0010DSC_0006DSC_0007Y de eso te das enseguida cuenta mirando «los reversos»

DSC_0011Total, que gracias a un libro que tenia arrinconado por ahí, me entere que esto es «punto atirantado»

Punto Atirantado.pdf by rutces

Y con un poco de paciencia…. no es difícil, tras varios ensayos… ¡Voila!

DSC_0014Y ¡Creerme! Si a mi me ha salido, significa que no es complicado. Porque el bordado y yo, no somos muy amigos.

Este es el punto mas similar al fil-tire, el punto de rejilla.

Una de las cosas que mas me alegro de todo esto, es que al publicarlo en el face… Xavier Rausell, un amante de la indumentaria que ha tenido la gran suerte de tener en sus manos muchas prendas antiguas, me dijo ¡¡Que lo estaba haciendo bien!!. Que los rellenos de las prendas antiguas, no eran fil-tire… eran punto atirantado.

Así que, lo primero… ¡¡Muchísimas gracias por haberte tomado la molestia de decírmelo!!. Porque una de mis principales frustraciones es no tener la oportunidad de poder tener prendas antiguas en las manos… y no poder apreciar estas cosas.  No sabes lo mucho que te agradezco.

Y lo segundo… ¿Que me has dicho?.

Ahora que se que lo estoy haciendo bien, y que le he cogido el punto… ¡No hay quien me pare!

DSC_0018DSC_0019

El EstraFort – Una forma limpia de rematar orillas

El EstraFort – Una forma limpia de rematar orillas

Al principio de empezar en este mundo del «costureo», cuando tenia que rematar alguna orilla usaba «bies».

El problema es que «las cosas ya no son lo que eran», y las cintas de bies que ahora puedes encontrar en el mercado son de satén o de algodón, y todos muy anchos. Ya no encuentras nada de menos de 1cm.

Encima los tejidos comerciales suelen ser «muy rígidos», tienen mucho cuerpo, y la gama de colores no es para tirar cohetes.

Así que para al final, acababa haciéndolo con seda de forro, o telas adecuadas, y aunque hacer bies no es excesivamente complicado y puedes elegir el ancho:

A veces no me gustaba nada meter tanto «material» en las almenas mas estrechas.

Pero un día, mirando en alta resolución imágenes de IMATEX me di cuenta de que estaba haciendo el tonto.

¿Que no?… ¡Mirad!

 

0000023760 0000023494

No es bies con lo que remataban las almenas… ¡Es cinta! y era algo de uso común, porque si os fijáis en la portada de este libro:

Páginas extraídas sin título

Que trata prendas históricas del 17th y 18th… la técnica de rematar las almenas es la misma.

Asi que al siguiente proyecto, remate con estrafort (Seam Binding Ribbon) y me quedo simplemente perfecto.

El GRAN inconveniente es que es complicado de encontrar. Ya no se usa prácticamente, así  que te tienes que ir a mercerías grandes, o sitios que lleven mucho tiempo abiertos. O incluso a puestos de mercerías en mercadillos y la gama de colores es muy limitada.

Asi que ¡Chic@s! usar estrafort. ¡Queda limpio, bonito y ademas, da el pego como históricamente correcto!. Y de paso, a ver si se populariza y es mas fácil de localizar.

El Estrafort moderno que podéis encontrar por las tiendas es así:

Por ejemplo, esta merceria tiene una carta de colores:

Como podéis ver hay colores perfectos para la gama de colores que se usa en reproducción.

¡Espero que os sea útil!

Los Patrones – Cortar la Tela

A veces me pasa que algunas cosas no se donde las he aprendido, ni como las se… pero no concibo otra manera de hacerlas.

Cuando me encontré que me preguntaron como corto las telas que no son simétricas, no lo entendí. Y luego me di cuenta de que no lo entendí, porque no soy modista.

Mi idea de «cortar» una tela es disponer todas las piezas del patrón encima y jugar al Tetris (en modo experto). Tengo claro que hay que lograr que el frente , espalda y mangas me queden bonitas, con un dibujo simétrico o equilibrado y encima se malgaste la menor tela posible.

Entonces yo no había caído que lo que «normalmente» se hace es esto:

Sacado del blog: http://lainglesita.blogspot.com.es/2011/11/como-trazar-patrones-de-la-revista.html

Que es disponer solo UNA de las piezas sobre la tela «doblada» (que si es simétrica no pasa nada, pero si no, no cuadran los dibujos).

Pero que lo que en realidad suelo hacer es jugar al Tetris:

IMAG0265

Hay que tener en cuenta que lo normal, es que si buscas una tela para hacer una reproducción del 18th te vas a encontrar con dibujos asimétricos. Pasar el patrón a una papel de seda (que te permite ver sobre donde lo estas colocando) e ir jugando con ello, es lo mas fácil.

En algunos libros de sastrería antiguos te indican la forma de disponer las piezas (para cortar en doble) para que consuman la menos tela posible:

Libro de Geometrica Prqactica y Traca Juan de AcelgaLibro de Geometria, Practica y Traça. El cual trata de lo tocante al oficio del sastre (Juan de Alcega)

Esta técnica funciona mejor en telas de grosor fino/medio y estables. Aunque cortar en doble en telas lisas es mas cómodo,  yo prefiero cortar las piezas de forma individual. De esta forma me aseguro de que, aunque la tela «se vaya un poco», los dibujos  «importantes» casaran perfectos.

 

 

 

 

 

Los Puños – Puños con Botoneras

Los Puños con Botoneras

Otra de las dudas que nos pueden surgir cuando estamos haciendo un jubon, bien del 18th, o del 19th es ¿Como hago los puños?

Pues variaciones hay muchas, pero aquí vamos a hablar de botoneras.

Primero unos cuantos ejemplos:

0_2596b6_641630f4_XXXL 1794 James Earl (1761-1796) Mrs. John Rogers (Elizabeth Rodman Rogers) San Fran Fine Arts Mus1st-gallery-art.com 535493_300296163377216_100001905040767_743827_1774705415_n cwXKHyhWCkk marquesa de llano oleo-sobre-lienzo-84x57-1880 Portrait-of-a-Young-Woman-Holding-Two-Roses.-Colección-particular.-Obra-de-Agustín-Esteve-y-Marqués-406x500 TIV22774.jpg;pva6604a798b7ff197

Asi que de momento tenemos claro que los puños «con botoneras» existieron, y que esta botonera podía estar situada, en la abertura inferior del puño, en la abertura superior del puño, o en la mitad del puño.

De todas las que os he mostrado, esta que se ve aquí con detalle, para mi, es la mas «difícil» si la hacemos «con técnica de sastrería» (Otra opcion es hacer una solapa superpuesta):

la naranjera-tiepolo

Aun tardare un tiempo en volver a hacer una botonera, pero de momento os voy a subir un articulo de «Costura Creativa» acerca de los puños de sastre que os puede ayudar:

Puños Camiseros

Y sin lugar a dudas os voy a recomendar un «tutorial» publicado en el Blog de «De costuras y otras cosas»

Abertura Camisera

Es EXCELENTE; Claro, fácil de seguir… bien explicado. Vamos, muy bueno. ¡Mi enhorabuena a su autora Sara Rodríguez.

El hacerlo con un método y otro ya depende un poco del grosor de la tela, porque en telas muy gruesas es mas fácil usar un bies de tela mas ligera para rematar las orillas, que una doble tela cosida y vuelta.

Y bueno, os prometo que a la próxima que haga un puño de estos, os haré fotos del «paso a paso», pero con esto ya os podéis ir apañando.

Jubones – Escotes desbocados

¿Porque se desboca un escote?

Recientemente varias amigas me han preguntado porque, a veces, una vez terminado un jubón, en la ultima prueba se desboca.

No tengo una imagen para poder explicároslo bien, pero es cuando la zona que une la costura del hombro, con la pala, hace «una especie de bolsa». No esta acoplada al cuerpo.

Si esta bolsa es «increíblemente» pronunciada… (¡Vamos, que ahí te caben las castañuelas, el móvil, la cartera… y hasta un canguro pequeñito) significa que no has ajustado bien el hombro. No hay mas remedio que deshacer, volver a probar el cuerpo, y recuperar esa bolsa en la costura.

Pero «a veces», tu eso ya lo has hecho.. y aun así, en la ultima prueba va ¡y sale!.  Bueno, pues lo mas seguro es que estés trabajando con una tela «divertida».

No se porque, hay telas que tienen una capacidad de ceder al bies brutal. Y tu eso ya lo vas viendo conforme «coses» el cuerpo… pequeñas cosas como que deshilacha muchísimo, una excesiva elasticidad cuando la estiras, un grosor «excesivo», un comportamiento «raro» cuando la planchas…. y ahí ves que esa tela muy «estable» no va a ser.

¿Y que pasa con este tipo de telas y los jubones? Pues que si has hecho el tirante y el frontal de la misma pieza, y has cogido la inclinación «como toca» (o sea al recto hilo la vara de cierre) eso es un bies:

PATRON CUERPO

Con este tipo de telas, en la ultima prueba, con el calor del cuerpo y el movimiento. Como esta ya todo cosido, y ajustado, incluidas las mangas, ese bies sufre tensión… y directamente se va.

Da igual que hayas picado todo el escote, aquello se te ha ido.

Una forma de «arreglarlo» es, hacerle una costura a la altura del musculo pectoral (esa linea que aparece arriba), pero si no te apetece porque una costura ahí no te gusta, hay otra forma muy practica.  Frenar el bies ¡ANTES! de la ultima prueba.

(Por cierto, MUCHÍSIMAS gracias porque yo esto no lo sabría sin mi súper MAESTRA. Esa amiga (a la que algún día haré un monumento) que me ayuda cuando estoy apunto de tirar algo a la basura. )

¿Y como freno el bies?

Lo primero, y perdón por repetirme, es que esto hay que hacerlo ANTES de la ultima prueba. Cuando ya has pasado a maquina el cuerpo y te quedan las mangas.

Pues entre la tela exterior y el forro le coso, a punto atrás y rodeando todo el escote, una cinta de raso de las estrechas (aprox.4mm) de color beige.

index

La cinta de raso tiene «flexibilidad» nula, y «sujeta» el escote de una forma mucho mas firme que el picado de hilo (que también hago sobre el forro). Cuando el escote sufre tensión, esta cinta «la soporta» y no pasa a la tela del cuerpo, que si es blanda, se iría hasta el infinito y mas allá.

¡Y oye! Si esto os sirve para no tener que desmontar un cuerpo completo ¡Me debéis un café! (Y a mi amiga otro)

 

 

 

 

Jubones, Justillos y como tienen que acoplar en un cuerpo.

Después del post Jubones y Justillos – Un libro imprescindible  creo que os voy a ampliar un poco el tema de «como tienen que acoplar» en el cuerpo.

Un patrón del 18th tiene como principal función que tu cuerpo quede con forma de «cono». Para que esto ocurra hay que respetar unas «lineas» imaginarias que marcan determinados puntos.

Estas guías son las «lineas» imprescindibles que tenemos que tener en la cabeza a la hora de hacer un justillo (o jubón), marcan tanto la dirección del envarado, como por donde podemos cortar para añadir una pala de color, e incluso como tiene que ser la forma de la punta.

Primero quiero que veáis algunos tipos de justillos:

cotetabrodada3a cotetabrodada4 cotetabrodada5

Todas estas imágenes están sacadas de este libro:

31176399

E incluso algunos «a la operanta» (que significa que llevan la pala delantera confeccionada con un tejido distinto)

 

justillos alcublas

Esta foto la he sacado del magnifico blog de la Colla Brials, que por cierto son todo un lujo y que recomiendo. ¡Me encantan!

Bueno, pues todos estos cuerpos tienen algo en común… siguen estas bases:

ajuste_coteta(Aquí vais a tener que echarle imaginación, no he tenido tiempo de hacerlo mas bonito.)

¡Por cierto! No soy modista, lo que quiere decir que todo esto que os digo lo he aprendido a base de prueba-error. En cualquier caso, a mi, me funciona… No pierdo la esperanza de algún día, poder hablar con alguien que haya hecho estudios sobre este tipo de patrones y me pueda explicar la teoría.

Cuando tengo que ajustar un cuerpo, primero, lo saco en retorta. Y una vez probado me dedico a ver si las lineas «pasan» por donde toca.

Y estas lineas son las siguientes:

Linea Roja:

Esta linea marca el «centro» de la pieza. Va, unos 4cm por encima de la linea del pezón (como mucho), hasta donde termine la pala.

Linea Granate:

Esta linea marca donde termina el envarado principal y los ojales. Según el modelo puede tener de 2 a 4cm (aprox), ya que podemos tener 1 vara principal + ojales (aprox.2cm), o bien 1ª vara principal + ojales + 2ª vara principal. (aprox.4cm)

Linea Amarilla:

Después tenemos la linea «de la pala» simple.

En el caso de Jubones con envarado «exterior», o justillos a la operanta (con la pala de otro tejido), cortaríamos «por ahí».

Va desde el fin del escote hasta el fin de la linea granate.  Puede estar justo pegada a ella, o a 1cm aprox.

Linea Verde:

Si estamos hablando de Justillos, y tenemos que envarar «todo» el frontal, la linea verde marca un cambio de inclinación, que si quieres lo haces, y si no no… pero si tienes mucho pecho, ayuda a que la forma de cono se mantenga, y que los justillos no queden tan «redondos» como quedarían si el envarado fuera todo horizontal, o paralelo a la linea amarilla.

Esta linea verde va desde la punta de la pala al musculo de la axila pectoral. También se usa como «guía» para hacer la punta de la pala. Evita que nos salgan palas extremadamente anchas, o demasiado finas.

Si no tengo muy claro como hacer la pala. cojo una regla y marco una linea recta entre el musculo pectoral y un punto a 1 dedo del donde termina el hueso de la cadera.  La largaría de la pala ya va a gusto del consumidor.

Linea Naranja:

Si la talla del justillo es «extra» grande, y tenemos que seguir envarando, he comprobado que otro cambio de inclinación ayuda a que sea mas cómodo… ese cambio lo hago usando la linea naranja.

Y ¡Oye! Siguiendo estas directrices me salen justillos muy apañados…

¡No tengo ninguna foto mejor que esta!

justillo

Así que me da que os vais a tener que fiar de mi palabra… ¡Ale! Valor y al toro

 

 

 

 

 

Almidonando las enaguas en la lavadora

Hace unos meses estuve haciendo enaguas… y una vez terminadas ¡Toca almidonarlas!.

Y aquí tienes dos opciones. O bien las llevas a una tintorería (Si eres de Valencia te recomiendo Bremen ), o bien las almidonas en casa.

Tras varios intentos fallidos de almidonado probando varios métodos descritos en la «Academia de Nocturnos» , aquí os voy a contar lo que a mi me funciono.

Si que os voy a decir que la tela de la cual estén hechas las enaguas es lo mas importante. No todas las telas cogen igual el almidón, ni lo aguantan tanto tiempo.  Por eso, si aun no has hecho la enagua, prueba a ver que tal resultado dará tu tela, almidonando un trocito.

El escenario de almidonado «ideal» es tener un buen barreño (o bañera), una amplia terraza y un día de sol radiante… si como yo vives en un piso de ciudad de VPO, y tiendes en la terraza del edificio con 20 personas mas…  toca pensar en métodos alternativos.

Almidonar unas enaguas en la Lavadora:

Lo primero es hacerte con unas cuantas botellas de Almidon de Nylon del Mercadona:

También podéis comprar almidón de Nylon de otras marcas, pero es que este es muy fácil de encontrar donde yo vivo y da buen resultado.

Mi primer intento de almidonado fue un poco fracaso, sobretodo por dos motivos. Uno es que mi lavadora es altamente ecológica, y no usa casi agua, y segundo porque intente secarlas «al aire» en una semana lluviosa y estuvieron 2 días tendidas.

Primer paso, humedecer bien todo el tejido:

Visto que la primera vez mi lavadora no almidono de forma homogénea, esta vez metí las enaguas y programe un «aclarado rápido» ¡Y baje las revoluciones del aclarado a 600!. Esto dejo las enaguas ya húmedas.  E hizo mas facil que el almidón después penetrara y se repartiera de forma homogénea

Segundo paso, almidonar:

Una vez terminado el primer aclarado rápido, programe un segundo aclarado. Normal y con agua fría bajando también un poco las revoluciones de centrifugado de la lavadora.

En el cajón del detergente, vertí en la cubeta numero 1, tres botellas de almidón. 

Tener cuidado, este almidón hace mucho poso… verter la mitad de la botella, mezclar bien lo que quede en el bote, y después verter la otra mitad.

La cantidad de botellas depende de lo fácilmente que coja el almidón la tela que vas a usar, y como es de grande la enagua. Pero tener en cuenta que usando la lavadora hay que usar mucho mas almidón que dejando la ropa reposando en un barreño.

Una vez hecho, cerré el cajón y le di al botón de «empezar»… tras unos primeros momentos de espera, ves como empieza a entrar en el tambor un agua de color lechoso… que es la mezcla con el almidón…  y solo queda esperar que termine.

Tercer paso, secar:

Como en mi caso, que se secara al sol seguía sin ser opcion… no había sol por ningún sitio. Decidí hacer caso al manual de uso que viene en la botella de almidón que dice «que se puede secar en secadora».

Así que programe la secadora para «secado plancha»…

Cuarto paso, planchar:

Y cuando saque aquello, no parecía que hubiera tenido mucho éxito… no es que estuvieran con cuerpo que digamos.  Y un poco frustrada (parecía que aquello fuera a ser un segundo fracaso) me puse a planchar.

Sorprendentemente mientras planchaba y el tejido se enfriaba se iba quedando «con cuerpo»… y ¡¡Crujía!!

Y dos horas de plancha después me quedaron unas enaguas crujientes, crujientes… ¡Lo que me recordó las enaguas que le regalo Rhett Butler a Mammy. Os prometo que, en cuanto pueda, ¡me hago unas enaguas rojas!